jueves, 6 de diciembre de 2012

«Me duele lo que ocurre en este país» (Edmundo Reboredo, octogenario padre de David)


Hace unos diez años, a media tarde, nos levantaron con toda limpieza un bolso en un lugar público y concurrido. Todavía recuerdo el hecho con rabia, indignación e impotencia: documentación, tarjetas, dinero de bolsillo, teléfono, llaves..., un buen pellizco en miles de pesetas en gastos, molestias a raudales y el disgusto consiguiente. Después de todo este tiempo, si hoy me enterase de que aquel par de zánganos ingresaran en prisión, lo celebraría.

Supongo que, en sus años oscuros, David debió de cometer pifias, tropelías, hurtos..., y cabe pensar que las personas afectadas no los hayan olvidado y celebren la ejemplaridad.

Tal cual se presenta la noticia y su desarrollo, no me atrevo a pedir el indulto para David, pero, después de dos años desenganchado e integrado, estimo que se merece, al menos, una segunda oportunidad.

1 comentario:

61uerpqttm dijo...

Despite these drawbacks, hydraulic injection molding machines stay a well-liked alternative for companies that best portable socket organizer need to produce large numbers of plastic components quickly and effectively. Since MIM components are made in precision injection molds, similar to those used with plastic, the tooling could be quite costly. A MIM mould will price about 20 p.c more than an equal plastic mould, based on Tim McCabe, technology development supervisor, Kinetics Inc., Wilsonville, Ore.