lunes, 15 de septiembre de 2014

«O Semáforo», ¡qué desvergüenza quince días después!


¡O Semáforo! ¡Qué falta de profesionalidad! ¡Qué desvergüenza! El día 31 de agosto pasado cumplimenté un formulario de reserva del que recibí de modo automático la respuesta adjunta. Desde entonces, y han pasado quince días, sigo esperando que mi solicitud de reserva sea «atendida en breve». Sin comentarios en el siglo XXI, en que ya no existen ni el tiempo ni la distancia.

No hay comentarios: