lunes, 18 de octubre de 2010

Chapó por los franceses

Imagen de Asier.

Mi querido Tolico:

Tradicionalmente, los franceses son tildados de chovinistas (desconozco si se trata de otra leyenda urbana), pero si echo un vistazo a sus dos últimas centurias de Historia, con la excepción del intento de invasión española, no puedo evitar mostrarles mi admiración.

Los franceses se jubilan a los 60 años —¡SESENTA!, señor Zapatero—, y Sarkozy pretende alargar su vida laboral hasta los 62; y, desde hace semanas, se hallan en pie de guerra, como lo estuvieron en 1789, como lo estuvieron en el 68, como lo estuvieron hace poco, cuando impidieron la implantación de los contratos basura, y como lo están ahora luchando contra el atropello que perpetra su jefe del Estado.

Mi respeto y mi admiración a esos cientos de miles de franceses conscientes de que ellos son Francia y que se sacuden su pereza y su pasividad y luchan por una vida digna.

1 comentario:

PBK dijo...

Estimados Manolo y Tolico,
Llegando de Francia me tocó ver el desencanto general, junto a la fuerza de los estudiantes que están listos para recordar a sus gobernantes que en ese país no es llegar y engañar a la gente. Los derechos tienen mucha tradición en Francia.
Aprovecho también para corresponder tu saludo por el rescate de los mineros, del que algunos políticos se apresuran en lucrar. Por suerte el maestro Jodorowsky ya les recordó que el rescate lo pagaron los impuestos, no ellos.
Es probable que varios de los mineros sigan el camino alienante del éxito postizo y la fama efímera, pero hay uno -el atleta- que es digno de oír. Hace 2 días el minero Edison Peña dijo a todos los medios "llámenme héroe si logro cambiar la mentalidad individualista que nos consume, si mejoran las condiciones laborales para los esforzados trabajadores de mi país, si a quienes sufren derrumbes en su vida les motivo a ver el sol". Ya se burlan algunos de él, los que no aprendieron nada con esta linda historia.
Un gran saludo para toda la casa desde Bruselas, donde hago una práctica en la comisión europea (vamos a ver cómo funciona esto desde las alturas)
Pato