viernes, 9 de enero de 2009

Madrid, manto blanco



(Fotografía de Loli)

—Esta mañana, Tolico, tú lo has visto, copo a copo, Madrid fue cubriéndose de nieve. Tejados, terrazas, árboles, calles y aceras se dejaron seducir por el blanco manto. Mi vista se detenía de modo especial en los árboles, picudos, sin hojas y rebosantes de algodón igual que almendros en flor. Hoy es día de fiesta para los madrileños: los pequeños disfrutarán de lo lindo en el parque mientras los adultos nos sentimos satisfechos al pensar en el bien que esta agua bendita reporta al entorno.
—¡Qué poético, Manoliño! ¡Qué bonito!
—Disfrutando de este insólito Madrid, no puedo evitar acordarme de Canadá. Este inmenso país posee miles de hectáreas de bosques de pinos y abetos. La cellisca y la nieve cubren las ramas de estos árboles con una espesa capa de hielo, y he aquí que ni uno solo quiebra por el peso acumulado: han aprendido a hacerse flexibles y a cooperar con lo inevitable.
—Si ya sé que Manoliño no da puntada sin hilo.

1 comentario:

ASI dijo...

Parece que Madrid sintió envidia de Wroclaw al ver las fotos que os mandé ayer. Y como a Madrid no le falta de nada, tanto es así que si quiere nieve, tendrá nieve jeje! Aquí ha parado de nevar, pero del frío que hace toavía sigue la nieve congelada en la ciudad, aunque a partir del domingo tenemos días de solazo y temperaturas por encima de 0 así que genial! Y ya se nota que anochece un poco más tarde. Ya veréis que fotos de los anocheceres desde mi ventana!


Mucho amor desde Polonia y enhorabuena por este gran blog que empezó como un proyecto, y que un año después con 320 posts está más sólido que nunca!