domingo, 7 de septiembre de 2008

“Las palabras son humildes como la vida” (Valle-Inclán)

Como continuación de la entrada de ayer, unas líneas que entresaco de Sonata de otoño:

“Son las palabras espejos mágicos donde se evocan todas las imágenes del mundo, matrices cristalinas; en ellas se aprisiona el recuerdo de lo que otros vieron y nosotros ya no podemos ver por nuestra propia limitación mortal. Las palabras imponen normas al pensamiento, lo encadenan, lo guían y le muestran caminos imprevistos.”
(Valle-Inclán)

2 comentarios:

ASI dijo...

Que bien que vuelvan los posts diarios de nuevo, se han echado en falta durante las vacaciones de agosto!

Anónimo dijo...

Yo también me alegro de tener todos los días algo intrigante de nuevo al encender el ordenador. Yo también estuve de vacaciones pero recuperaré la lectura de lo que no llegué a leer. Saludos, Jorge.
P.D.: Bartolo... genial! muy bonito.