miércoles, 18 de junio de 2008

A peor, gracias a Dios

—En los principios, Tolico, el importe del franqueo de una carta era abonado por el destinatario y su cuantía dependía de la distancia que la comunicación debía recorrer. ¿Imaginas? Poco antes de mediado el siglo XIX, el servicio de correos inglés introdujo el pago previo y, veinte años después, el sello de toda la vida ya había sido adoptado por el mundo civilizado de la época.
—Vaya clase, señor maestro. ¿Vas a dedicarte a la filatelia?
—Traigo a colación esta curiosidad porque, estos días, la Unión Europea aprobará que las compañías de móviles cobren la llamada telefónica no sólo a quien la efectúa, sino también a quien la recibe. Y ello, dicen, para bien del consumidor: parece que fuésemos más tontos de lo que en verdad somos.
—Pero en Estados Unidos ya facturan así, Manoliño, o, al menos, ese es el argumento que utiliza la Unión Europea. Pues, ¿sabes lo que te digo? Que, para empezar, propongo un día de móviles apagados en toda Europa. ¡Pásalo!

7 comentarios:

ASI dijo...

Yo me uno a la propuesta!

Anónimo dijo...

Tolico, eres el mejor una vez mas y ya tengo el dedo preparado para cuando tu digas

Anónimo dijo...

hasta ahi podiamos llegar, yo también

Anónimo dijo...

¡¡Esto es el colmo!! La mayoría de las llamadas que se reciben, son no deseadas, ¿Por qué tenemos
que pagar lo que no queremos?
Secundo esta idea totalmente.

Anónimo dijo...

Con que un solo pais de la comunidad Europea hiciera huelga de móviles apagados no estaría nada mal. nosotros lo haremos.

Anónimo dijo...

Con que un solo pais de la comunidad Europea hiciera huelga de móviles apagados no estaría nada mal. nosotros lo haremos.

Anónimo dijo...

Contad conmigo también, sólo decidme el día, o los días, y apagaré el móvil, y se lo diré a todos mis contactos, amigos, etc... Pásalo!, pero por internet, o a la voz, ¡no por sms!, no los vayan a cobrar también a quien los recibe (aunque todo se andará si no tomamos medidas). Jorge.