martes, 26 de febrero de 2008

Telecom Italia intenta ampliar el negocio

—Querido Bartolo…
—Querido Manoliño…
—¿Otra vez, Tolico?
—No seas cacique, como diría el abuelo Cesáreo, que pretendes gobernarlo todo. ¿Es que no eres consciente todavía de que tu papel en el blog es meramente mecánico?
—¿Artesano?
—No me enredes, Manoliño, que te veo venir. La artesanía te llevaría al oficio y, si me dejo, te autoproclamas genio y te quedas tan fresco, y yo, ¡a aguantar tus extravagancias! Seamos serios, colega, y mentalízate de una vez: Tolico es el alma del proyecto. Porque sepas que hoy me siento sensible, no intentes aprovecharte, que no te lo consiento.
—Di algo a nuestros lectores respecto de tu estado de ánimo.
—Mejor, deja unas líneas de reconocimiento al Anónimo amigo que insertó un comentario en la entrada de ayer, que mi emoción no me lo permite.
—Así será, tronco. ¿Entramos en materia?
—¿Quieres hundirme, Manoliño?
—No entiendo nada, Bartolo.
—¿Qué tiene de especial que una empresa intente ampliar el negocio?
—La novedad, colega, radica en que la compañía pretende contactar con sus clientes que ya cruzaron la frontera situada al final del último viaje, y les invita a que le envíen “una declaración firmada” y a que le llamen al servicio 24 horas de atención telefónica.
—A ver si entiendo bien: ¿me estas diciendo que la empresa telefónica italiana intenta ponerse en contacto con personas fallecidas? ¡Pero si tú no fumas, o si?
Compruébalo tú mismo, Tolico.

P.D.: ¡Cómo me encanta el feedback con Olivo! Muá. Y el gato polaco, ¿no tiene nada que aportar?

4 comentarios:

Olivo dijo...

Quizá los funcionarios de Telecom Italia pensaban que “no estaba muerta, que no, que estaba tomando cañas”. Es lo que dice el estribillo de una canción de Peret.

Hola Gato Polaco ¿cómo estás?, ¿dormiste mejor?, justo en este momento, acaba de sonar mi móvil desde tu número. Un besazo, te llamo.

ASI dijo...

Estas multinacionales... quieren controlar hasta a los muertos...
Claro que hay feedback con el gatopolaco, ya sabe usted señor Ríos que soy un lector asiduo de su blog, aunque no suela hacer comentarios. A ver si cuando me asiente un poco más por aquí (ya estoy casi asentado del todo) me pongo yo también con mi blog!
Un beso tan grande que no cabe en este cuadradito!

LALI dijo...

¡HOLA CUÑADO!,VAMOS.. QUE ESCRIBO POR SEGUNDA VEZ,SIGO TAN PATO COMO SIEMPRE,SE ME BORRO TODO Y VOY A INTENTAR ESCRIBIR DE NUEVO,TE DECIA QUE ESTOY LEYENDO TUS MONOLOGOS Y HOY DESCUBRO QUE SON MANOLOGOS...¡ENFIN ! SIN COMENTARIOS,SON MUY BUENOS,TE ANIMO A ESCRIBIR UN BUEN LIBRO,TIENES MADERA DE ESCRITOR Y SEGURO QUE CELEBRARIAMOS TU TRIUNFO. ¡ANIMO! UN BESO MUY FUERTE,¡AH! TAMBIEN PARA BARTOLO.

Anónimo dijo...

Estoy tratando de ponerme en contacto con Ríos via e-mail, pero me rebota. ¿Podeis facilitarme una dirección válida?
Graciñas